miércoles, 5 de enero de 2011

Irán anuncia el desarrollo de su propio Sistema Operativo

     La semana pasada, Rusia, con el objeto de disminuir su dependencia tecnológica, anunció que migrará a software libre sus sistemas desde 2011 a 2015, una gran noticia, desde mi punto de vista. Pues parece que a la lista de países que giran hacia el software libre se le une el inquietante Irán, sí, he dicho bien; Irán ha anunciado, a través de Reza Taqipour, el ministro iraní de Telecomunicaciones y Tecnología, que van a desarrollar un sistema operativo propio y basado en soluciones abiertas.

     Increíble pero cierto, parece ser que Irán escarmentó tras el ataque sufrido en su central nuclear y pretende migrar sus sistemas hacia soluciones abiertas, más controlables, seguras y, sobre todo, independientes. El nuevo sistema operativo será instalado en primer lugar en los centros industriales y otras organizaciones de carácter nacional, para así asegurar dichos sistemas; a continuación, sería ofrecido a la población para que puedan instalarlo en sus ordenadores personales. Según el ministro de Telecomunicaciones y Tecnología:
Un sistema operativo de código abierto ayudará a localizar agujeros de seguridad. Muchos países se están decantando por sistemas operativos abiertos como solución a este problema
     Porque claro, el mayor temor de Irán, en cuanto a seguridad de la información se refiere, es, precisamente, que se produzca algún tipo de ataque o intrusión en los sistemas de información gubernamentales; de hecho, la postura gubernamental sobre el caso de la central nuclear lo dice todo (sin decir nada), puesto que los fallos de la instalación se debieron a acciones de los “enemigos” de Irán. Según parece, Irán tenía ya planeado desarrollar su sistema operativo, pero, tras el incidente, decidió cambiar sus planes y adelantar el inicio de los trabajos; de esta manera, podrían minimizar los riesgos derivados de:
Los sistemas operativos que ahora existen en el país son susceptibles de ser atacados con malware y otros programas maliciosos de software que se difunden a través de las redes
     Una noticia algo agridulce, bajo mi punto de vista. Siempre es una alegría que una administración pública decida apostar por el software libre y las soluciones abiertas, son apuestas seguras que ofrecen seguridad, independencia tecnológica y eficiencia en el gasto público, pero claro, que el anuncio venga de un país tan oscuro como Irán, no me deja muy buen sabor de boca. Y bueno, si se supone que van a apostar por soluciones abiertas, ¿van a publicar un repositorio en el que todo el código esté accesible?, personalmente, lo dudo mucho.


Vía: Bitelia