viernes, 21 de enero de 2011

El Kernel 2.6.38, con Mejoras de Rendimiento de hasta el 50%

     Se acaba de lanzar la primera versión Release Candidate del núcleo Linux 2.6.38, y entre las novedades está una mejora de rendimiento sustancial gracias a la eliminación de uno de los grandes “cerrojos” que limitaban ciertos apartados.

     En el kernel 2.6.37 se eliminó por fin el llamado Big Kernel Lock (BKL) pero aparentemente había al menos otro cerrojo global que necesitaba salir del núcleo lo antes posible. Se trata del llamado RCU (Read/Copy/Update) que se usa en la búsqueda de los nombres de ruta.
Tal y como comentan en InternetNews, el propio Linus Torvalds comentaba la situación en un mensaje reciente a la lista de correo de desarrolladores del núcleo:

"La eliminación del RCU] Es material realmente bueno, y se encargará de hacernos olvidar el último de los principales cerrojos globales que realmente tienden a dañar algunas cargas en el núcleo”.
     Torvalds añadió además que el nuevo mecanismo de búsquedas de rutas mejorará el rendimiento del kernel entre un 30% y un 50% según la situación.
     Además hay una nueva característica de autoagrupado en el planificador que Torvalds también incluyó entre sus novedades favoritas en la publicación del kernel 2.6.38 RC1.
     Esto permite ofrecer sesiones tty con sus grupos separados, lo que según Linus proporciona “un comportamiento interactivo más apropiado“. De hecho, afirmaba el creador del kernel, “si aún haces trabajo de verdad en un terminal, vas a apreciar mucho esta mejora“.
     Como siempre, con cada nueva versión del kernel llegan mejoras importantes en el terreno de la inclusión de nuevos controladores, y por ejemplo en el kernel 2.6.38 destaca la inclusión de los drivers para los nuevos chips AMD Fusion, dado que AMD ya tenía preparado el código para dar soporte a las GPUs integradas en estos chips híbridos desde hace tiempo.


Vía: Muy Linux