jueves, 25 de noviembre de 2010

Venciendo Los Problemas

     Un joven reportero en una ocasión entrevistó a un triunfador hombre de negocios. El reportero le pidió que le diera un historial detallado de su compañía. 

     Mientras el hombre hablaba extensamente, el reportero comenzó a asombrarse de los muchos problemas que este había vencido. Al final le dijo:
 -¿Pero cómo venció tantos problemas de tal magnitud?

     El anciano caballero se echó hacia atrás en su silla y dijo:
 - En realidad no hay ningún truco en cuanto a esto. Luego añadió:
- Sabes, ...hay algunos problemas que parecen tan grandes que no puedes pasarles por encima.

     El reportero asintió, pensando en experiencias por las que atravesaba en el presente.
- Y -el sabio hombre de negocios prosiguió-, hay algunos tan anchos que no puedes darles la vuelta.

     De nuevo, el reportero asintió. El hombre continuó levantando su voz de forma dramática:
- Y hay algunas dificultades tan profundas que no puedes cavar por debajo de ellas.

     Ansioso por una solución, el reportero le dijo:
-¿Sí? ¿Sí?
-Es entonces -concluyó el hombre-, cuando sabes que la única forma de vencer el problema es bajar tu cabeza y embestirlo.

     El problema rara vez disminuye mientras la persona esta de pie y mirándolo de frente. Pero cuando buscas con diligencia una solución, está garantizado que tu problema disminuirá.

No hay problema que pueda dominar la diligencia.