viernes, 5 de noviembre de 2010

Un motivo para reírse…

     El mundo parece más lindo cuando uno lo mira con una sonrisa en los labios:
Sonríe un poco ahora y después también, eso iluminará tu vida.
     Puedes ver el lado bueno o puedes no verlo.
     No camines abrumado, con pesimismo y desánimo;
    Trata de que tus compañeros se alegren de que hayas nacido. (Anónimo)

     Se necesitan más músculos para fruncir el ceño que para sonreír. Además, la risa trae aparejados otros resultados terapéuticos muy útiles. Envía endorfinas al cerebro que producen una sensación de bienestar y calma. Energiza el cuerpo.

     Arranca la mente de la depresión y la concentra en nuevas metas, sueños y triunfos. Hace que el tiempo pase más veloz y que las tareas cotidianas sean más llevaderas.

     Además, cuando la risa se comparte con los amigos y la familia ayuda a construir relaciones. Cuando culmina un día agitado y agotador, un hogar feliz es un refugio para todos los miembros de la familia, jóvenes o viejos.