miércoles, 3 de noviembre de 2010

Firefox, el más Seguro según Hispasec

     Actualmente, con los nuevos estándares y tecnologías aplicadas a la web tales como el HTML5 y el cloud computing nos estamos aproximando a un futuro en el que sólo será necesario un ordenador con un navegador avanzado para tener todo lo necesario para poder trabajar.

     El problema (o la ventaja) en éste sistema es el hecho de nuestra seguridad depende de que nuestra navegación sea segura. Últimamente la batalla entre navegadores se basa sobre todo en la velocidad de interpretación de JavaScript, fidelidad a los estándares y otros parámetros que poco, o nada, tienen que ver con la seguridad.
     Los expertos en seguridad de Hispasec han publicado un artículo en el que se informa sobre la seguridad de los navegadores más famosos. En el informe, en el que se contempla Firefox, Chrome, Explorer y Opera, ha salido como vencedor el navegador de la fundación Mozilla.
     Sorprende el ver cómo el navegador del rojo animalillo sale vencedor por encima de Chrome cuando ambos utilizan el mismo sistema para manejar éste tipo de protecciones. Aún así, siendo poco escrupulosos, podríamos considerar un empate técnico entre éstos dos navegadores.
     Lo que sí me parece algo poco permisivo, es la exagerada distancia a la que se queda Opera. Con un bajísimo 8,34% de malware detectado se queda muy de lejos, incluso, de Internet Explorer y deja en evidencia a un navegador que es considerado por muchos, un grande.
     De todas formas, y con los números en la mano, en el mejor de los casos nos encontramos con un 35% de problemas detectados, lo que indica un 65% de problemas todavía vigentes que libremente pueden acceder a los equipos menos protegidos, un dato inquietante.
     Esperemos que en próximas revisiones de los navegadores sea más positivo éste número y, aunque sigan relegando las labores de detección de malware a software más específico como antivirus, hay que recordar que son la principal puerta de entrada de problemas en nuestros PC.


Vía: Bitelia