lunes, 25 de octubre de 2010

Sobre el Virus de la Inmunodeficiencia Simia

Un ancestro del VIH que infecta a los monos es miles de años más antiguo de lo que se creía, lo que sugiere que el VIH, causante del SIDA, podría ser más difícil de derrotar de lo asumido hasta ahora, según un nuevo estudio.

     El virus de la inmunodeficiencia simia, o VIS, tiene al menos entre 32.000 y 75.000 años de antigüedad, y probablemente es aún más antiguo, según un análisis genético de cepas de VIS únicas, encontradas en monos en la Isla de Bioko, que fue en el pasado una península que se separó de África después de la era glacial, hace más de 10.000 años. La investigación pone en entredicho las conclusiones de análisis previos que estimaron la edad del virus en sólo algunos centenares de años.

     Los resultados del estudio, dirigido por Michael Worobey de la Universidad de Arizona, y Preston Marx de la Universidad de Tulane, tienen implicaciones para el VIH. El VIS, a diferencia del VIH, no causa SIDA en la mayoría de los receptores primates. Si tuvieron que transcurrir miles de años para que el VIS evolucionase a un estado mayormente no letal, probablemente deberá pasar también mucho tiempo antes de que el VIH siga de modo natural el mismo camino.

     El estudio también plantea una pregunta sobre el origen del VIH que, según creen los científicos, se desarrolló a partir del VIS. Si los humanos hemos estado expuestos a monos infectados por VIS durante miles de años, ¿por qué la epidemia del VIH no comenzó hasta el siglo XX?
"Algo ocurrió en el siglo XX para convertir a este virus relativamente benigno del mono, en algo mucho más potente y capaz de causar epidemias. No sabemos cuál fue la causa, pero tiene que existir una", explica Marx.


Vía: La Flecha