martes, 19 de octubre de 2010

La Agencia de Protección de Datos abre un Expediente Sancionador a Google

     Y tenía que pasar, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha abierto un procedimiento sancionador contra Google por capturar datos de redes wifi mientras se capturaban las imagénes del servicio de Street View. La agencia ha estimado la apertura del procedimiento tras verificar la existencia de indicios de dos infracciones graves y tres muy graves, entre ellas la captación y almacenamiento de datos personales sin consentimiento explícito. Tras esto, la agencia ha trasladado su informe al Juzgado de Instrucción número 45 de Madrid que instruirá el caso a partir de ahora.

     La agencia comenzó a investigar a Google en el mes de mayo, fecha en la que el gigante reconoció haber capturado datos relativos a la localización de redes wi-fi y los datos transferidos a través de ellas. En un comunicado, la agencia confirma que ha verificado que en dichas capturas se tomaron datos relativos a direcciones de correo, mensajes asociados a dichas cuentas, servicios de mensajería o pares usuario/contraseña de determinados servicios que posteriormente fueron transferidos a los centros de proceso de Google en Estados Unidos sin garantizar los principios básicos de privacidad de los datos, modificación o cancelación.

     Las infracciones graves pueden ser penalizadas con multas que van de los 60.000 a los 300.000 euros. Las muy graves pueden ser castigadas con multas de 300.000 a 600.000 euros.

     Google no ha tardado mucho en hacer público un comunicado en el que indica:
“En relación con el comunicado hecho público hoy por la Agencia Española de Protección de Datos y tal y como la compañía ha manifestado anteriormente, lamentamos profundamente haber recogido datos en España. Estos datos no han sido utilizados de ninguna forma en ningún producto de Google y la compañía nunca pretendió utilizarlos de ninguna manera. Es importante recordar que, por lo general, sólo se captaron fragmentos de datos: nuestros coches están en movimiento y nuestro equipo WiFi a bordo cambia automáticamente los canales cinco veces por segundo aproximadamente. Asimismo, la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Guipúzcoa ha archivado recientemente su investigación en relación con la recogida de datos de redes WiFi en España. En su decisión se mencionaba que la captación de información fue aleatoria y fragmentaria y nunca ha sido utilizada en ningún producto de Google”.
     Primero fue Alemania quien sacó la tarjeta roja, ahora es el turno de la justicia española, cuya legislación relativa a la protección de datos es de las que más protegen a los ciudadanos. Habrá que esperar a la instrucción del caso para ver si se estima la demanda y se celebra finalmente un juicio.
Foto: Jokinsu


Vía: Bitelia